lo volvi a mirar en la oscuridad
Su rostro angelical de mármol
Volvio a engañarme,
Sin poder volver a la realidad
Me cubri de sus alas negras
Y vole con el al fondo del cielo.
Volvi a sentir su indescriptible ternura,
Y en sus brazos encontré el calor
Que al sol se le había olvidado brindarme.
Lo volvi a mirar en la oscuridad
Su sonrisa triste
Sus ojos puros
Hipnotizantes ojos negros.
Volvi a esconderme entre su plumaje
Y vole alto hasta el fondo cielo.
Su voz enmielada
Volvió a recitar esa poesía olvidada
Enterrada en las negras aguas de mi corazón.
Lo volvi a mirar en la oscuridad
Su sonrisa malévola
Volvió a derritir mis adentros.
Nuestras pieles volvieron hacer una
Y otra vez le vendi un pedazo de mi alma,
en la oscuridad…