Dime si puedes escuchar mi voz que se lamenta en la oscuridad de tus ojos. Dime cuantas lagrimas has contado caer en tus manos. Dime si puedes sentir mis unas grabadas en tu piel. Si mis labios saben a miel. Dime todo lo que ocultas detras de tus ojos. Dime las palabras que no se oyen. Dime que yo escuchare cada latido. Pero dime palabras claras, palabras sin manchas ni mascaras. Dime cuantas veces has escuchado mi palpitar.
Anuncios